La mejor calabaza de Halloween y otras manualidades paso a paso

La noche más terrorífica del año está a la vuelta de la esquina y, por supuesto, es imposible entenderla sin pensar en las tradicionales calabazas de Halloween que son las protagonistas de cualquier decoración que se precie. Nos encanta su color naranja, como uno de los sabores que más te gusta de Fanta, y su aspecto terrorífico y a la vez simpático. Estos accesorios, que nacieron de la tradición irlandesa que llegó hace siglos a Estados Unidos para quedarse, se han convertido en un referente en todo el mundo. En tu casa no puede faltar una buena calabaza de Halloween, por lo que vamos a aprovechar para darte algunos consejos que te servirán para crear la tuya. ¡Atento! Es muy fácil, y te explicamos ésta y otras manualidades para Halloween paso a paso.  

¿Cómo hacer las calabazas de Halloween?

  1. Como es evidente, lo primero que se necesita es una buena calabaza para ser decorada ¡Es el paso principal! Puedes encargársela a tu madre, pero te aconsejamos que la elijas tú mismo porque es parte del proceso y acabarás cogiéndole cariño a tu calabacita… Corre rápido a la frutería o supermercado más cercano y elige un buen fruto. Lo mejor es buscar piezas que tengan una base plana para mantenerse estables. En la medida de lo posible, es preferible una superficie lisa, porque te resultará más fácil decorarla.
  2. El siguiente paso será, con la ayuda de un cuchillo ¡y muchísimo cuidado!, cortar la parte de arriba de la calabaza como si fuese una tapa. Después, coge una cuchara y empieza a quitar las pipas interiores y la pulpa de la calabaza. Pon atención a no traspasar la cáscara dura, o tendrás que ir a buscar otra pieza para decorarla.
  3. Si eres todo un experto, no necesitarás este paso, pero para los más principiantes es ideal pintar con un rotulador las zonas que van a ser cortadas. Es decir, hay que dibujar los ojos con forma de triángulos y la boca en zigzag, propia de una calabaza para Halloween. También puedes dejar volar tu imaginación y hacerle la cara como tú quieras… pero para ir a lo seguro busca una foto en Internet e imita sus características.
  4. Cortar los detalles de la calabaza es más fácil de lo que parece. La cáscara de este alimento es bastante dura, por lo que tendrás que esforzarte un poco y tener mucho cuidado. Elige un cuchillo bien afilado y con una buena punta para penetrar en la calabaza y sigue cuidadosamente los trazos que marcaste sobre la superficie dura hasta dejar la silueta de la cara perfectamente definida.
  5. Para terminar, y solo en los momentos en los que la calabaza esté en la oscuridad y quieras que dé auténtico miedo, introduce una vela encendida en ella y disfruta de uno de los rostros de Halloween más terroríficos y divertidos.

Otras manualidades para Halloween

Como ya sabrás, crear la decoración perfecta para Halloween no es algo que se consiga solamente con calabazas. Por suerte, los de Fanta tenemos otras muchas ideas que te ayudarán a decorar cualquier espacio en una fiesta tan especial como esta. Por ejemplo, pintar globos es una buena idea. Elige los blancos y dibuja caras de fantasmas o calaveras, o los naranjas para recrear en otro formato las tradicionales calabazas. También puedes dibujar murciélagos, arañas… ¡Deja volar tu imaginación!

En épocas cercanas a Halloween tienes que empezar a guardar los tubos de cartón que encuentres por tu casa de los rollos de papel de cocina, o los del papel higiénico. Con ellos puedes crear pequeñas brujas pintando su superficie de negro y creando sus gorros con un poco de cartulina del mismo color. El mismo material puedes usar para dar forma a pequeños murciélagos que recreen el escenario de terror que estás buscando. Pinta las caras de los animales, dale color a los tubos y añade unas alas con un poco de cartulina.

Anímate y ponte manos a la obra, porque tanto las calabazas para Halloween como el resto de manualidades para estas fiestas son fáciles de hacer y te ofrecen unos resultados espectaculares, así que no pierdas la oportunidad de crear el ambiente terrorífico con el que más te divertirás. ¡Tus amigos van a alucinar!