5 Caretas de Halloween para hacerte tú mismo y dar auténtico miedo

Cuando llega Halloween, la fiesta más aterradora del año, hay que disfrazarse. Que no te pille el toro y… ¡Que no cunda el pánico! Siguiendo nuestros consejos el que dará auténtico miedo serás tú. Abre una Fanta de tu sabor preferido y ponte cómodo porque te vamos a proponer algunas ideas. De una forma sencilla y con muy pocos recursos, puedes fabricarte tu propia careta, a la que podrás añadir algunos complementos de Halloween como pelucas, maquillaje, dentaduras postizas y otros para dar mucho miedo… Cuando acabes de leer, ¡tendrás ganas de ponerte manos a la obra!

Payaso

Uno de los personajes más terroríficos es, sin duda alguna, el del payaso diabólico. Quién no ha oído hablar de la última película sobre ese payaso malvado. Para que tu máscara quede perfecta necesitas maquillaje y una peluca de colores vivos. Nada más fácil que aplicarse una base blanca en el rostro y oscurecer las ojeras con un lápiz de ojos. Luego dibujaremos una amplia sonrisa en torno a la boca, pintándola de rojo. ¡Listo! Divertido a la par que escalofriante…

Verdugo

Para caretas de halloween espeluznantes nada mejor que la del verdugo. La puedes hacer tú mismo, sin necesidad de comprar nada, salvo el hacha que lleva todo verdugo que se precie, para completar el disfraz y “rematar la faena”. Para ello solo necesitas un saco o una camiseta negra que sea amplia. Lo primero que tienes que hacer es coser el cuello y las mangas, luego hacerle dos agujeros para los ojos y colocártela a modo de capucha. Si quieres dar un efecto realista, añade un poco de sangre con pintura roja… Imagina que son salpicaduras.

Vampiro

Los vampiros ya no son lo que eran. Con la famosa saga de amor adolescente han pasado a ser personas normales y corrientes, ¡incluso son vegetarianos! Pero si quieres parecerte al personaje original, nada mejor que proveerte de unos colmillos, tinta roja para la sangre y un poco de maquillaje para acentuar la palidez de la cara. Para darle un toque más diabólico puedes añadir una capa negra que encontrarás en cualquier tienda de disfraces. También puedes fabricarte tu propia careta de vampiro con un plato de plástico o de cartón. En internet hallarás muchos modelos para imprimir y colocar sobre la base del plato. Una vez que la hayas pintado a tu gusto, recorta los ojos y haz unos agujeros en los laterales para poder sujetarla a la cara con una cuerda elástica.

La novia cadáver

La novia cadáver es otro de los personajes que no puede faltar en una noche como esta. Para ello vas a necesitar algunos complementos de Halloween porque es un disfraz algo más elaborado: un vestido blanco, una diadema o un broche, y por supuesto el velo. Si quieres, puedes añadirle una peluca que tú misma puedes rociar con un espray. Tu máscara de novia cadáver quedará absolutamente pavorosa si te das algo de maquillaje azul o blanco en el rostro, y te provees de unas pestañas postizas largas. ¿Y qué tal un pintalabios rosa?

Máscara de murciélago

Ahora vamos a explicar cómo fabricar una máscara de murciélago casera. Para ello utilizaremos diversos materiales, una hoja en blanco, pegamento, fieltro negro y algunos adornos, como brillantes. Como primer paso dibujaremos la máscara en la hoja, luego la recortaremos y la colocaremos sobre el fieltro para darle forma. Después añadiremos algunos adornos, como unos colmillos, hechos con la misma tela. Como paso final, pondremos los brillantes en los ojos a modo de párpados y haremos unos agujeros para pasar la cinta elástica y sujetar la máscara.

Los personajes para la noche de difuntos son innumerables. Estamos seguros de que ya se te habrán ocurrido algunas ideas para fabricar tus propias caretas de Halloween y pasar una noche de miedo. ¿Cuál eliges tú?