Ideas para que tu fiesta de Halloween sea lo más

Ya está aquí la época más terrorífica del año. Y no, no estamos hablando de los exámenes finales… ¡Sino de Halloween! Esa gran noche que nos encanta a los amantes de Fanta y en la que las brujas, los monstruos y los fantasmas se convierten en los principales protagonistas, cuando las fiestas se llenan de ingredientes terroríficos y pasárselo de miedo –de verdad– es el plan más atractivo. Pero, ¿sabes cómo hacer una fiesta de Halloween que deje a todo el mundo con la boca abierta? ¿Quieres escuchar a tus amigos gritar? Sigue leyendo y ten en cuenta estos consejos sobre cómo hacer una fiesta de Halloween para que tu evento sea lo más, en todos los sentidos. 

 

Cómo preparar una fiesta de miedo en Halloween

Si este año te toca organizar la fiesta de Halloween, o tú mismo te has ofrecido a ser el perfecto anfitrión, no te vendrán mal algunas claves para que todo el mundo se lo pase de miedo. Coge un bloc de notas y empieza a anotar estas ideas para que no te falte de nada:

La importancia del disfraz

Una de las claves que hace de Halloween todo un éxito es poder disfrazarse. Vestirse de un personaje concreto y cambiar de personalidad por una noche es de lo más divertido de esta fiesta, por lo que te recomendamos que le digas a tus invitados que asistir disfrazado ¡es obligatorio! Seguramente todos estarán de acuerdo, porque no es necesario que sea un disfraz demasiado elaborado, puede ser uno hecho en el último momento con cosas que tengamos en casa. Pero si, aun así, alguno de tus invitados aparece sin caracterizar… Ten a mano algunos sombreros o caretas y prepara un lugar en tu fiesta donde puedan pintarse la cara. ¡Una idea muy original que todos aprovecharán!

El photocall, todo un acierto

Un punto importante cuando nos plateamos cómo hacer una fiesta de Halloween es el photocall. Consigue un papel o cartón de buenas dimensiones y deja volar tu imaginación. Puedes imprimir algunos detalles o letras, o también dibujar un paisaje tenebroso, una mansión encantada… ¡Hasta un sarcófago! Tú eliges la temática, pero seguro que todo el mundo pasará un buen rato en el photocall inmortalizando sus mejores poses de terror.

Decoración de la fiesta de Halloween

Convertir tu casa en un lugar embrujado que haga sentir escalofríos es uno de los principales objetivos perseguidos cuando se prepara una fiesta de Halloween. Cuanto más terrorífica sea esta decoración, más divertida será la fiesta y mucho más especial. Puedes improvisar unas telarañas, colocar un busto que impresione, llenar el techo de arañas e incluso de murciélagos. Seguro que se te ocurren un sinfín de opciones.  

Los globos, los grandes protagonistas

¿Qué es una fiesta sin globos? Reconócelo, te encantan. Para conseguir una decoración de fiesta de Halloween vistosa, los globos pueden ser una excelente elección. Combinados de la forma adecuada, cubiertos con sábanas, con formas especiales, pueden crear espacios de lo más terroríficos…

La mesa, el escenario para dar rienda suelta a la imaginación

Si hay un lugar de la fiesta que todos los invitados recordarán… es la mesa. ¡Porque “el comercio y el bebercio” es muy importante! Emplea para la mesa decoración de fiesta de Halloween como servilletas, vasos, etc., con arañas, brujas o lápidas acordes con la temática de la fiesta. Si además sirves platos caracterizados con este tipo de personajes, como pueden ser dedos sangrientos o pasteles con forma de araña, ningún invitado olvidará tu fiesta. ¡No te olvides de las latas de Fanta para que todos puedan refrescarse con su sabor! Sabemos que a las criaturas del inframundo les encanta.

La luz es tu gran aliado

Jugar con la luz es un recurso muy acertado para poder crear efectos únicos y terroríficos. Las velas pueden darle un aire muy tétrico a la estancia, pero también puedes usar bombillas o lámparas, que resultan más seguras. La luz negra o roja, que puedes encontrar en cualquier ferretería, le dará un toque único a la fiesta.

No te olvides de las golosinas

Porque un día es un día, en una fiesta no pueden faltar chucherías. Además, hay algunas gominolas con efectos de terror únicos: ojos deliciosos, arañas picantes, huesos, calaveras…, pueden aportar el dulce toque de terror que no puede faltar en tu party.

 

Una fiesta de Halloween divertida que no pase desapercibida

Resumiendo, ahora que ya sabes cómo hacer una fiesta de Halloween que no pase despercibida, esmérate y crea una decoración original con un punto de terror, con iluminación que haga posible jugar con los efectos, disfraces apropiados y un menú deliciosamente terrorífico. Pero si todos estos elementos son importantes, el consejo más valioso que te damos, y que no puede faltar, es la actitud. No olvides que la fiesta de Halloween es eso, una fiesta, por lo que lo único que importa… ¡Es divertirse!