Ni bruja ni zombie: disfraces originales para Halloween

La noche de Halloween es una fiesta mágica y su principal ventaja es la oportunidad de disfrazarte para aterrorizar a todos los incautos que salgan a la calle, sin que puedan librarse de un buen susto tampoco los que se crean a resguardo en sus casas. ¿Has pensado en ir llamando de puerta en puerta con la frase “truco o trato”? Este año te animamos a que te esfuerces un poquito, porque ya hay algunos disfraces tan repetidos que ya no provocan ni fascinación ni espanto. No te preocupes, Fanta está aquí para inspirarte, porque ir de zombie o bruja, por ejemplo, está más que saturado y cada 31 de octubre es muy común ver a los “no-vivos” y hechiceros en todas sus vertientes:

  • Zombis clásicos
  • Enfermeras zombis
  • Brujas sexys
  • Brujas locas
  • Bailarinas zombis
  • Futbolistas zombis

Y ya rizando el rizo abundan hasta brujas zombis, que consiguen, eso sí, un 'doble win' perfecto. Tampoco vale colocarse una tela negra y decir que vas disfrazado de “la muerte”. Igualmente, otras opciones más elaboradas como las máscaras mexicanas aun siguen siendo muy chulas, pero lo cierto es que ya están un poco vistas y han dejado de ser originales. De modo que si quieres sorprender a todos con tu disfraz, sería conveniente que explorases otras posibilidades y sigas leyendo lo que aquí te sugerimos.

Disfraces originales para Halloween

A la hora de buscar disfraces, el cine y las series siguen siendo una estupenda fuente de inspiración. Haz memoria ¿qué película de terror o serie con personajes siniestros has visto este año? Así, por ejemplo podrías recrear a un personaje como el jefe de los caminantes blancos de Juego de Tronos. Este disfraz, además, es muy fácil de hacer si consigues una clásica careta de Freddy Krueger y la 'customizas' un poco.

También puedes causar pavor y asombro a tu paso si eliges un disfraz de payaso siniestro como el que sale en American Horror Story: Freak Show. Mientras que en caso de que te vayan las posesiones infernales, en vez de por la clásica niña del exorcista puedes optar por la terrorífica muñeca de encarnación diabólica: Annabelle.

Asimismo, los amantes del terror gótico, pero con cierta aureola de romanticismo y melancololía, tienen a su disposición todo el universo de Tim Burton, con mucho magnetismo en sus disfraces. No son lo más original, pero siempre triunfan personajes como el de Jack de Pesadilla Antes de Navidad o la Novia Cadáver.

Con todo, aquellos que no puedan resistirse al encanto zombi, siempre pueden recurrir a personajes poco 'zombificados' habitualmente, y disfrazarse de un personaje famoso que esté muerto y haya regresado del más allá en modo “no-vivo”, como Elvis o Marilyn Monroe.

Complementos de Halloween

No sabemos si será cierto el viejo dicho que afirma que 'el diablo está en los detalles', pero sí estamos seguros de que el terror en Halloween está en los complementos, siendo los mejores aliados para acabar de lograr una perfecta caracterización que os garantice dejar huella en los pobres incautos que se crucen en vuestro camino.

No hace falta que te gastes un dineral en un bazar, algunos objetos que tienes en casa pueden servir para darte un toque siniestro. Por ejemplo, puedes sacar partido a paraguas viejos para conseguir unas estupendas alas de murciélago, que siempre suponen la mejor carta de presentación de todo buen vampiro que se precie.

Además, los complementos de Halloween pueden servir para que los espíritus tenebrosos te acepten dentro de sus huestes sin que para ello tengas que llevar un disfraz muy elaborado, resultando suficiente la mera incorporación de terroríficos detalles como:

  • Ojos colgantes
  • Dentaduras de colmillos notoriamente prominentes
  • Cicatrices y suturas horripilantes
  • Cuchillos atraviesa cabezas
  • Gafas ensangrentadas
  • Crucifijos propensos a invertirse
  • Etc.